Inicio / DEPORTES / “Vernice tiene muchísima proyección”, aseguró Correa, máxima figura del canotaje nacional

“Vernice tiene muchísima proyección”, aseguró Correa, máxima figura del canotaje nacional

Javier Correa Foto AFP archivo
Javier Correa. Foto: AFP (archivo).

Javier Correa, máxima figura del canotaje argentino de velocidad, elogió a Agustín Vernice, finalista en los Juegos Olímpicos de Tokio y reciente Olimpia de Plata de ese deporte, del que afirmó que “tiene muchísima proyección”; aseguró que el equipo nacional obtendrá “resultados prometedores” en el Campeonato Sudamericano de Uruguay y consideró que “hace falta pensar una estrategia para profesionalizar el trabajo administrativo de las federaciones”.

“Agustín tiene características sobresalientes que lo hacen, obviamente, diferenciarse del resto. Físicamente tiene talento, condiciones, pero creo que su condición sobresaliente es la convicción en lo que quiere. Es un deportista que tiene mucha proyección”, expresó Correa en declaraciones a Télam.

“Creo que estos son sus primeros pasos en este nivel. A partir de ahora no irá a un Mundial o a un Juego Olímpico a ver si entra a la final. Creo que ya está pensando qué hacer dentro de la final. Ahora se le plantea una carrera deportiva muy interesante. Tiene la edad para hacerlo. Tiene potencial para uno o dos ciclos olímpicos más”, apuntó.

Correa disputó los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, Sydney 2000 y Atenas 2004 y obtuvo los primeros diplomas olímpicos de la historia del canotaje argentino: logró el quinto lugar en K1 1.000 metros en Sydney y el octavo en K1 500 metros en Atenas 2004 en las finales A (del primero al noveno puesto).

Correa, de 45 años, extesorero de la Federación Argentina de Canoas (FAC) de la que actualmente es vocal, ganó en los Juegos Panamericanos seis medallas de oro, una de plata y dos de bronce.

Conquistó tres preseas de oro en los Juegos Panamericanos Winnipeg, Canadá, en 1999, (K1 500, K1 1000 y K2 1000); dos doradas en Santo Domingo 2003 ( K1 500 y K1 1000); y una más en Mar del Plata 1995 en K2 1000. La de plata fue en Canadá 1999 (K2 500) y la dos de bronce en 1995 (K4 500) y 1999 (K4 1000).

Télam: ¿Cómo define a Agustín Vernice, doble medallista panamericano, campeón mundial sub 22 en 2017 y octavo en la final A de los Juegos Olímpicos de Tokio?. ¿Es un palista que tiene qué características salientes?

-Javier Correa: Agustín tiene características sobresalientes que lo hacen, obviamente, diferenciarse del resto. Físicamente tiene talento, condiciones, al igual que muchos. Pero creo que su condición sobresaliente es la convicción en lo que quiere. Es un tipo sencillo, simple. Y esa simpleza es la que colabora para ver los caminos detrás de lo que quiere para hacer un trabajo ordenado. Es autocrítico, algo que es muy interesante. En los Juegos hizo una crítica bastante interesante de su competencia y eso le da ese plus, además de su ambición. Se siente y se cree mejor y no desde una posición vanidosa sino que tiene la convicción de que tiene nivel. Y eso no lo tiene cualquiera. Y eso es lo que le da el plus para estar dónde está.

Agustin Vernice Foto Archivo
Agustin Vernice. Foto: Archivo.

-T: ¿Qué análisis hace de su actuación en Tokio?

-JC: Su actuación en Tokio fue muy buena. Ya estar en una final olímpica es estar entre los mejores. La final en sí misma depende de la competencia. Así salen a la luz los detalles que dan la experiencia, pero el que está en la final es porque tiene condiciones para estar ahí. Agustín las tenía: estuvo en finales de campeonatos del mundo. No fue una sorpresa de que pueda estar entre los mejores. Hizo las cosas bien. En al final se encontró con la situación de estar con los mejores, lo que es difícil de manejar.

Y parte de eso estuvo en su autocrítica. Quiso probar cosas. Quizá no era el momento. Esto del fogueo internacional es la posibilidad, oportunidad, de probar cosas nuevas en eventos de nivel que no tengan que ver en una final olímpica, donde uno tiene que ir a hacer lo que tiene practicado o ensayado. No me sorprendió y me parece que fue excelente.

-T: ¿Qué significa para el canotaje argentino de velocidad que un palista nacional haya alcanzado la final A (del primero al noveno puesto) en un Juego Olímpico?

-JC: Tener a un palista en una final olímpica es muy bueno para el deporte. Que esté entre los mejores del mundo es muy positivo porque es el reflejo que después vuelve a nuestro país y en el que se van a apoyar el resto de nuestros deportistas. Lo que sí analizo es que estos resultados se vienen dando en los botes individuales. En los botes de conjunto, tuvimos un K4 en Río 2016 que fue histórico, pero no se lograron resultados similares. Eso habla de la necesidad de pensar estrategias de trabajo con respecto a eso.

-T: ¿Qué proyección le ve a Vernice?

-JC: Agustín es un deportista que tiene mucha proyección. Creo que estos son sus primeros pasos en este nivel. A partir de ahora no irá a un mundial o a un juego olímpico a ver si entra a la final. Creo que ya está pensando qué hacer dentro de la final. Ahora se le plantea una carrera deportiva muy interesante. Tiene la edad para hacerlo. Tiene potencial para uno o dos ciclos olímpicos más.

-T: ¿Cómo está el canotaje nacional y qué le falta pegar un salto de calidad?

-JC: El canotaje argentino evolucionó muchísimo. La llegada del Enard contribuyó muchísimo a profesionalizar el trabajo de los deportistas y de los entrenadores. Seguimos teniendo un inconveniente muy grande con las federaciones y no por falta de voluntad ni de gente. Los que nos falta y nos faltó siempre es profesionalismo para poder acompañar el desarrollo que tuvieron los deportistas y entrenadores. Se invirtió un volumen de plata en los equipos que vino muy bien pero las federaciones quedamos detrás de ese avance. La realidad es que las federaciones siguen siendo administradas por equipos de gente a fuerza de voluntad. Gente con familia, hijos, otro tipo de actividades y las federaciones hoy requieren un tiempo de trabajo y una dedicación para la que para los que estamos mas o menos comprometidos con la actividad administrativa empezamos a ser incapaces de poder acompañar este ritmo de desarrollo. Creo que hace falta pensar una estrategia para profesionalizar el trabajo administrativo de las federaciones. No se trata solamente de acompañar con los viajes, las becas, con los sueldos de los entrenadores a los equipos deportivos. Lo que está detrás, que es lo que garantiza un trabajo serio en materia de desarrollo son las federaciones y los clubes. Y eso siguen siendo administrados por gente que lo hace a pulmón y fuerza de voluntad.

-.T: ¿Cuál es su análisis sobre la actuación del canotaje argentino en los primeros Juegos Panamericanos de Cali en los que conquistó cinco medallas de oro, una de plata y dos de bronce?

-JC: Veo que hay un desarrollo indiscutible que no es ningún secreto. Se hizo un trabajo de desarrollo en distintos centro del país con el objetivo de los Juegos Olímpicos de la Juventud de 2018. Muchos de los chicos que compitieron son hijos del aquel proyecto de desarrollo. Hay que apostar al desarrollo de los más chicos, a ampliar las bases y poner el ojo en las distintas provincias del interior. Esa es una forma de trabajo que no falla y asegura y garantiza resultados de los equipos más grandes en unos años. Tenemos el caso de Valentín Rossi, que fue el puntal del equipo.

-T: Este fin de semana se disputa en Uruguay el campeonato sudamericano de velocidad después de la interrupción de las competencias por la pandemia. ¿Qué pronóstico tiene sobre la delegación argentina?

-JC: Argentina siempre tuvo buenas actuaciones a nivel sudamericano. Es junto a Brasil, uno de los países que marcan el ritmo. Creo que los resultados van a ser prometedores.

también puedes leer

Vélez superó a River pero se quedó corto en el resultado y dejó la serie abierta

(Foto: Alfredo Luna). Vélez, con un gran rendimiento, venció esta noche de miércoles a River …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *