Inicio / ACTUALIDAD / Santoral de hoy: cuáles son los onomásticos que se celebran este 16 de agosto

Santoral de hoy: cuáles son los onomásticos que se celebran este 16 de agosto

El Santoral recuerda a quienes se caracterizaron por sus buenas acciones. (Infobae)
El Santoral recuerda a quienes se caracterizaron por sus buenas acciones. (Infobae)

Hace unas décadas, incluso siglos, los ancestros acostumbraban a nombrar a sus hijos con el nombre del santo del día en que nacieron, no en vano en las famosas “Mañanitas” hay una estrofa que dice: “Hoy por ser día de tu santo te las cantamos aquí…”.

Como todos los días del año, este 16 de agosto también se conmemora a las mujeres y hombres que destacaron por tener conexiones especiales con las divinidades, que hicieron buenas acciones por el prójimo, y que tenían una elevada ética y moral, motivos que los llevaron a ser canonizados o beatificados y formar parte del santoral.

Aunque se tienen dudas sobre la fecha de su nacimiento, San Roque -cuyo nombre significa “fuerte como una roca”- nació en Montpellier (actual Francia) en donde era gobernador su padre, Jean Roch de La Croix.

Roque quedaría huérfano a los 20 años de edad, entonces tomaría la decisión de vender todas sus posesiones y repartir el dinero entre los más necesitados a través de una peregrinación a Roma, que en ese entonces estaba siendo golpeada por una epidemia de peste.

San Roque visitó santuarios en Acquapendente, Cesena, Roma, Rímini y Novara y, según se contaba, curaba a los enfermos con sólo hacerles la señal de la cruz; mientras que a los que morían él mismo les daba sepultura debido a que nadie más quería hacer esa labor por miedo a contagiarse.

Fue en Piacenza que finalmente contrajo la enfermedad y, al no querer ser una carga para nadie, se arrastró a las afueras de la ciudad para refugiarse en un bosque. Moribundo, un perro lo encontró y comenzó a llevarle pan hasta que su amo lo notó y lo siguió, hallando a Roque y haciéndose cargo de él.

Sorpresivamente recuperado, éste regresó a la ciudad y continuó curando, aunque ya no únicamente a personas sino también animales. El dueño del perro, llamado Gottard, siguió los pasos de Roque y lo dejó todo para dárselo a los pobres, de ahí que ocurriera el milagro de que todos los enfermos de peste de Piacenza sanaran.

Se dice que Roque pasó entre cinco u ocho años en prisión luego de que fuera confundido por supuestamente ser un espía durante la guerra en Montpellier y, pese a las diversas versiones que hay sobre su muerte, todas coinciden en que falleció en la cárcel.

Junto a este santo hay otras figuras a las que también se conmemora el 16 de agosto como los siguientes:

San Armagilo eremita

San Arsacio de Niconedia

Santa Beatriz da Silva Meneses

San Esteban de Hungría

San Frambaldo de Le Mans

Santa Rosa Fan Hui

Santa Serena de Roma

San Teodoro de Sión

Beato Ángel Agustín Mazzinghi

Beato Enrique García Beltrán

Beato Gabriel Sanchís Mompó

Beato Juan Bautista Ménestrel

Beato Juan de Santa Marta

Beato Lorenzo el Coracero

Beata Petra de San José Pérez Florido

Beato Plácido García Gilabert

Beato Radulfo de Fusteia

Beato Simón Bokusai Kiota y compañeros

El Papa Juan Pablo II fue canonizado junto con el papa Juan XXIII el 27 de abril de 2014. (EFE/Barriopedro/rba/Archivo)
El Papa Juan Pablo II fue canonizado junto con el papa Juan XXIII el 27 de abril de 2014. (EFE/Barriopedro/rba/Archivo)

La última canonización tuvo lugar en octubre de 2019, cuando el Papa declaró santos al cardenal John Henry Newman y a la hermana Dulce, de Brasil.

La Iglesia Católica y ortodoxa usan la canonización para declarar como santo a una persona ya fallecida, lo que implica incluir su nombre en el canon (lista de santos reconocidos) y el permiso de venerarla, reconociendo su poder ante Dios.

Durante el Cristianismo, las personas eran reconocidas como santas sin necesidad de un proceso formal; sin embargo, ello cambió en la Edad Media.

En el caso del catolicismo, la Iglesia debe hacer una investigación exhaustiva de la vida de la persona a santificar y existen cuatro formas de lograr el nombramiento: la vía de las virtudes heroicas; la vía del martirio; la de las causas excepcionales, confirmadas por un culto antiguo y fuentes escritas; y la del ofrecimiento de la vida.

Además, se considera si la persona vivió las virtudes cristianas en un grado heroico o si sufrió martirio a causa de su fe, asimismo, es requisito indispensable que haya hecho al menos dos milagros (o uno en el caso de ser mártir).

La canonización se hace en una solemne declaración papal y se le asigna un día de fiesta para la veneración litúrgica.

No hay un periodo establecido para realizar la canonización de un personaje, pues incluso hay casos como el de San Pedro Damián que fue canonizado hasta 756 años después de su muerte o, por el contrario, el caso de San Antonio de Padua que fue nombrado hasta 352 días después de su deceso.

SEGUIR LEYENDO:

también puedes leer

Él es Pierre Onzaga, el promotor de la protesta en contra de las “reformas predictatoriales” de Gustavo Petro

Organizadores de la marcha en contra de las reformas de Petro anunciaron que no van …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *