Inicio / ACTUALIDAD / “Pornomelancolía” y la polémica que tuvo con el mexicano Lalo Santos

“Pornomelancolía” y la polémica que tuvo con el mexicano Lalo Santos

El actor Lalo Santos escribió en su cuenta de Twitter que su ausencia a la presentación se debió porque “no estoy de acuerdo con las condiciones en las que se realizó la película, hubo graves fallas en la planeación, además de falta de capacidad y sensibilidad por parte del director y la producción”.
El actor Lalo Santos escribió en su cuenta de Twitter que su ausencia a la presentación se debió porque “no estoy de acuerdo con las condiciones en las que se realizó la película, hubo graves fallas en la planeación, además de falta de capacidad y sensibilidad por parte del director y la producción”.

“Pornomelancolía” se presentó en el Festival de Cine de San Sebastián (España), una película basada en la vida real del “sex-influencer” Lalo Santos quien mencionó que “de conocer todo lo que iba a suceder definitivamente no hubiera grabado esa docuficción”, que dirigió el argentino Manuel Abramovich.

Esta “docuficción” refleja la soledad con la que se encuentra su protagonista y lo trata de eliminar con su participación en películas porno caseras que Santos publica en sus redes sociales, con el rodaje de otra película titulada “Pornozapata”.

En esa cinta que filmaba en su vida real interpreta a un Emiliano Zapata gay, donde empieza a tener encuentros sexuales con diferentes personajes, uno de ellos Pancho Villa.

Además, “Pornomelancolía” aspira a la Concha de Oro, siendo este el máximo galardón de este certamen.

En los cuatro años que trabajó con los actores y el resto del equipo tocó temas que le interesaron para mostrarlos en pantalla: masculinidad, trabajo sexual SIDA, depresión y racismo.
En los cuatro años que trabajó con los actores y el resto del equipo tocó temas que le interesaron para mostrarlos en pantalla: masculinidad, trabajo sexual SIDA, depresión y racismo.

El actor Lalo Santos escribió en su cuenta de Twitter que su ausencia a la presentación se debió porque “no estoy de acuerdo con las condiciones en las que se realizó la película, hubo graves fallas en la planeación, además de falta de capacidad y sensibilidad por parte del director y la producción”.

“La película recrea los sucesos de una persona deprimida y que hace porno, es decir, un lapso importante de mi vida. Nunca hubo especialistas en salud mental como parte del equipo y ese fue un gran error”, mencionó.

Mientras que Abramovich comentó, en el festival, que le “interesa el tránsito entre persona y personaje”.

“Y cómo el género y el patriarcado nos hace interpretar un papel de hombre fuerte, que no debe mostrar sentimientos ni quebrarse”, dijo en rueda de prensa en San Sebastián.

Abramovich insistió en la rueda de prensa que desarrollaron dos filmaciones al mismo tiempo: “Pornomelancolía” y “Pornozapata” de la productora mexicana Meco Films.
Abramovich insistió en la rueda de prensa que desarrollaron dos filmaciones al mismo tiempo: “Pornomelancolía” y “Pornozapata” de la productora mexicana Meco Films.

“Desde ese lugar me acerqué a esta película y cuando conocí al protagonista en redes sociales sentí fascinación y admiración porque Lalo dirigía su propia vida para su audiencia virtual con creatividad e ironía”, explicó.

En los cuatro años que trabajó con los actores y el resto del equipo tocó temas que le interesaron para mostrarlos en pantalla: masculinidad, trabajo sexual SIDA, depresión y racismo.

Aunque Lalo Santos confesó que “se me presionó para grabar cuando yo estaba emocionalmente roto e hice escenas porno aun cuando había expresado mi negativa para hacer escenas sexuales. Por aquel entonces mi autoestima estaba muy baja y fui vulnerable a manipulaciones”.

Es ahí donde el actor cuestiona si “¿vale la pena hacer una película para reflexionar sobre estos temas sin cuidar la salud mental y sexual del protagonista?”

Aunque la producción solo utilizó las escenas de sexo como “escenario para hablar de la intimidad de unos personajes vulnerables que se sienten solos”.
Aunque la producción solo utilizó las escenas de sexo como “escenario para hablar de la intimidad de unos personajes vulnerables que se sienten solos”.

Mientras que Abramovich dijo: “Me siento triste porque no esté Lalo para contar el proceso porque la película partió como una invitación a reflexionar juntos”.

“Desde la primera vez que tomamos café juntos le conté que iba a ser difícil definir lo que era ficción y documental porque íbamos a tomar elementos de su vida”, mencionó.

Abramovich insistió en la rueda de prensa que desarrollaron dos filmaciones al mismo tiempo: “Pornomelancolía” y “Pornozapata” de la productora mexicana Meco Films.

Aunque la producción solo utilizó las escenas de sexo como “escenario para hablar de la intimidad de unos personajes vulnerables que se sienten solos”.

“No es una película sobre pornografía sino sobre una sensación de gran soledad reflejo de esta época después de la pandemia”, afirmó Abramovich.

“Creo que es necesario hacer una autocrítica en el mundo del cine para evitar prácticas deshonestas o irresponsables que afectan negativamente a la gente que entrega sus historias y vivencias para sustentar un proyecto cinematográfico”, escribió Lalo Santos en su cuenta de Twitter.

SEGUIR LEYENDO:

también puedes leer

Él es Pierre Onzaga, el promotor de la protesta en contra de las “reformas predictatoriales” de Gustavo Petro

Organizadores de la marcha en contra de las reformas de Petro anunciaron que no van …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *