Inicio / ACTUALIDAD / Los republicanos seguirán negociando sobre plan de infraestructuras tras rebaja

Los republicanos seguirán negociando sobre plan de infraestructuras tras rebaja

La senadora Susan Collins. EFE/EPA/Bill O'Leary / POOL/Archivo
La senadora Susan Collins. EFE/EPA/Bill O’Leary / POOL/Archivo

Washington, 23 may (EFE).- Los republicanos seguirán negociando sobre el plan de infraestructuras del presidente de EE.UU., Joe Biden, después de que la Casa Blanca aceptara reducir su coste de 2,25 billones a 1,7 billones de dólares, dijo este domingo la senadora republicana Susan Collins.
No obstante, la legisladora señaló en una entrevista con la cadena de televisión ABC que las diferencias con los demócratas son todavía “fundamentales”.
Esas discrepancias se centran en la definición de infraestructura, según Collins.
“Creo que las negociaciones deberían continuar, pero es importante mencionar que hay diferencias fundamentales aquí, y en el centro de las negociaciones está definir el alcance de la ley. ¿Qué es infraestructura”, dijo la republicana.
La legisladora por Maine aclaró que los conservadores prefieren su significado tradicional, es decir, carreteras, puentes, puertos, aeropuertos y banda ancha.
“La definición demócrata parece que incluye programas sociales que nunca hemos considerado como parte de las infraestructuras”, indicó.
Aun así, se mostró satisfecha de que el Gobierno de Biden haya puesto sobre la mesa una contraoferta, aunque advirtió de que todavía queda para que ambas partes lleguen a un acuerdo.
Por su parte, un asesor del presidente de EE.UU., Cedric Richmond, destacó este domingo en declaraciones al canal CNN que dicha contraoferta es una muestra de la disposición de la Administración de negociar “de buena fe”, al reducir la propuesta inicial en 550.000 millones de dólares.
Esa disminución se ha logrado reduciendo los fondos propuestos para ampliar la banda ancha a 65.000 millones de dólares para adaptarse a las peticiones de los republicanos.
La nueva versión del paquete de la Casa Blanca también contempla 120.000 millones de dólares frente a los 150.000 millones inicialmente propuestos para carreteras, puentes y otros grandes proyectos de infraestructuras, aunque la nueva cantidad todavía está muy por encima de los 48.000 millones que quieren los conservadores.
Preguntado sobre si Biden estaría dispuesto a renunciar a algún aspecto más de su plan para llegar a un acuerdo con los republicanos, Richmond no quiso hacer concesiones.
“El presidente es muy claro, y muchos líderes empresariales del país son claros, el país tiene que competir por el futuro, los vehículos eléctricos son importantes par el presidente y están ahí, no va a reducir eso. Y la inversión humana es importante para el presidente”, dijo el asesor.
Richmond agregó que la línea roja para el mandatario son los impuestos, ya que no está dispuesto a subirlos para los estadounidenses que ganen menos de 400.000 dólares al año.
Biden “no va a permitir que la inacción sea la última palabra, va a continuar invirtiendo en la gente estadounidense, en infraestructura, para que podamos ganar mañana”, afirmó.

también puedes leer

Australianos vislumbran fin de encierro al declinar casos de covid-19

Pobladores vacunados de Sídney finalmente podrán salir de su prolongado encierro pandémico a mediados de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *