Inicio / ACTUALIDAD / La Unión Europea y Estados Unidos acordaron una mayor coordinación en sus acciones frente a Rusia y China

La Unión Europea y Estados Unidos acordaron una mayor coordinación en sus acciones frente a Rusia y China

El presidente del Consejo Europeo Charles Michel y la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen posan con el presidente Joe Biden durante la cumbre EEUU-UE en Bruselas, Bélgica (Foto: REUTERS/Yves Herman)
El presidente del Consejo Europeo Charles Michel y la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen posan con el presidente Joe Biden durante la cumbre EEUU-UE en Bruselas, Bélgica (Foto: REUTERS/Yves Herman)

La Unión Europea (UE) y Estados Unidos acordaron este martes fortalecer la coordinación de sus acciones frente a China y Rusia, y en el caso del segundo país decidieron establecer un diálogo de alto nivel entre Washington y Bruselas para abordar las cuestiones relativas a Moscú.

Es lo que indican las conclusiones adoptadas durante la cumbre que celebraron este martes el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y los presidentes de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y del Consejo Europeo, Charles Michel.

Estados Unidos y la UE aseguran tener la intención de consultar y cooperar “de manera estrecha” sobre la “gama completa de cuestiones” referidas a sus respectivas relaciones con Pekín, que califican de “enfoques multifacéticos similares”. Añaden que esos enfoques incluyen “elementos de cooperación, competencia y rivalidad sistémica”.

Precisan que pretenden seguir coordinándose en sus “preocupaciones compartidas”, como las “violaciones de derechos humanos” en Xinjian y el Tibet, la “erosión de la autonomía y procesos democráticos” en Hong Kong, “la coacción económica, las campañas de desinformación y los problemas de seguridad regional”.

“Seguimos seriamente preocupados por la situación en los mares de China Oriental y Meridional y nos oponemos con fuerza a cualquier intento unilateral de cambiar el ‘statu quo’ e incrementar las tensiones”, aseveran.

Charles Michel, Ursula von der Leyen y Joe Biden (Foto: EFE/EPA/OLIVIER HOSLET)
Charles Michel, Ursula von der Leyen y Joe Biden (Foto: EFE/EPA/OLIVIER HOSLET)

En contraste, los Veintisiete y Washington también planean coordinarse en su “compromiso constructivo” con China en ámbitos como el cambio climático o la no proliferación de armas.

Sobre Rusia, dicen permanecer “unidos” en su “enfoque de principios” hacia Moscú y estar “preparados para responder de forma decisiva a su patrón repetido de conducta negativa y actividades dañinas, que Rusia debe abordar para evitar el mayor deterioro de las relaciones, incluida la lista de los llamados países inamistosos”.

“Para coordinar nuestras políticas y acciones planeamos establecer un diálogo de alto nivel sobre Rusia entre la UE y EEUU”, anuncian, una iniciativa similar a la que pactaron poner en marcha Bruselas y la anterior administración estadounidense el año pasado para tratar China.

Washington y la UE también condenan las acciones rusas que “menoscaban” la soberanía, integridad territorial e independencia de Ucrania y Georgia, y piden al Kremlin garantizar que las misiones diplomáticas en Rusia pueden operar “de manera segura y productiva”, además de detener la campaña contra la oposición y los medios independientes y liberar a los “presos políticos”.

Al mismo tiempo, admiten mantener canales de comunicación abiertos para cooperar en áreas de interés común.

En cuanto a Bielorrusia, reiteran su apoyo a las peticiones de democracia y derechos humanos de la población y critican el desvío del avión de Ryanair para detener a los opositores Román Protasevich y su pareja, Sofía Sapega.

Por otro lado, en términos más generales, subrayan su rechazo al autoritarismo en todo el mundo y su intención de “mejorar” la cooperación “en el uso de sanciones para perseguir objetivos compartidos de política exterior y seguridad, mientras se evitan posibles consecuencias involuntarias para los intereses europeos y de Estados Unidos”.

También abogan por una desescalada en el Mediterráneo oriental, donde los últimos años se han caracterizado por la tensión entre Turquía por un lado y Grecia y Chipre por el otro, y por la vuelta de la democracia a Myanmar.

Ante la retirada de tropas de la OTAN de Afganistán, se muestran dispuestos a trabajar para respaldar el proceso de paz en ese país y los “logros” en materia de derechos humanos.

Igualmente, apuestan por recuperar el diálogo sobre migración, “incluidas soluciones innovadoras sobre políticas migratorias efectivas y seguras en cooperación con países terceros”.

Asimismo, pretenden colaborar para renovar los “esfuerzos” globales sobre control de armas y reiteran su apoyo a las conversaciones para preservar el pacto nuclear iraní.

Con información de EFE

SEGUIR LEYENDO:

también puedes leer

En un encuentro con estudiantes de derecho, Alberto Fernández propuso discutir la duración de los jueces en sus cargos

En un encuentro con estudiantes de derecho, Alberto Fernández propuso discutir la duración de los …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *