Inicio / ACTUALIDAD / La irónica respuesta de AMLO a las críticas por su estado de salud: “Por eso me gustaría irme al infierno”

La irónica respuesta de AMLO a las críticas por su estado de salud: “Por eso me gustaría irme al infierno”

(Foto: REUTERS/Edgard Garrido)
(Foto: REUTERS/Edgard Garrido)

La salud del presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), volvió a la mesa de debate tras un extraño comportamiento presenciado durante los festejos patrios del 15 de septiembre, cuando se pasmó repentinamente por unos segundos mientras saludaba desde el balcón de Palacio Nacional.

Como era de esperarse, esto generó polémica en la opinión pública, especialmente, con los opositores de su gobierno quienes insistieron en el supuesto deteriorado estado de salud, el cual, apuntaron, día con día se hace más evidente.

El acto cobró aún más notoriedad luego que su esposa, la académica Beatriz Gutiérrez Müller, tocara su hombro casi inmediatamente después que el tabasqueño detuviera su movimiento y, presuntamente, preguntara si se encontraba bien.

Cuestionado por ello, el Jefe del Ejecutivo salió a desmentir las versiones durante su tradicional conferencia matutina: aunque reconoció que su avanzada edad (68 años) le ha valido de presentar ciertas enfermedades, negó que éstas sean de gravedad.

“Nunca he negado que soy el presidente de más edad en toda la historia del país (…) Sí tengo que tomar medicamentos por mis padecimientos, pero estoy bien”.

La salud del presidente mexicano volvió a ser discutida luego que se pasmara repentinamente durante el Grito de Independencia.

Asimismo, el tabasqueño aprovechó el espacio para mofarse de sus adversarios cuyas teorías, apuntó, aseguraban que él “estaba a punto de irse al otro mundo; al infierno”. Bajo ese último sentido, Andrés Manuel evocó dicho discurso para regresar el ataque a sus críticos opositores:

“Nada más por eso me gustaría irme al infierno para ver cuántos de esos ) me encuentro por allá; cuántos de estos santurrones hipócritas”, expresó entre risas desde Palacio Nacional.

Es pertinente recordar que el 21 de enero pasado, López Obrador se sometió a un cateterismo cardíaco en plena polémica por el anuncio de su testamento político. Sin embargo, el historial clínico del tabasqueño se remonta al 2013 cuando tuvo que ser atendido por un infarto agudo al miocardio. Desde entonces, AMLO se ha sometido a revisiones de rutina.

Aunado a ello, el presidente tuvo su primer contagio de COVID-19 en enero del 2021 – en plena crisis de contagios – por lo que tuvo que permanecer dos semanas en aislamiento. Un año después, el 10 de enero del 2022, notificó por segunda ocasión su resultado positivo, aunque el periodo de aislamiento fue menor.

Información en desarrollo…

SEGUIR LEYENDO:

también puedes leer

Pablo Lyle podría tener una segunda oportunidad antes de recibir su sentencia

La jueza del caso de Pablo Lyle fijó que la nueva audiencia del actor será …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *