Inicio / ACTUALIDAD / Kristen Stewart y Robert Pattinson: un romance donde se decía mucho y se mostraba poco

Kristen Stewart y Robert Pattinson: un romance donde se decía mucho y se mostraba poco

Stewart conoció a Pattinson en el set de rodaje de Crepúsculo y los medios publicaron rumores sobre su relación desde 2008. (Foto: Getty Images)
Stewart conoció a Pattinson en el set de rodaje de Crepúsculo y los medios publicaron rumores sobre su relación desde 2008. (Foto: Getty Images)

Eran bellos, eran jóvenes, eran actores, eran novios, ¿eran novios? Lo primero lo aseguraban sus seguidores, lo último se lo preguntaban los que no terminaban de saber si Robert Pattinson y Kristen Stewart vivían una historia de amor real o solo protagonizaban una habilidosa acción marketinera. Lejos de despejar dudas, los jóvenes actores no confirmaban ni desmentían su relación. Juntos se los veía tan adorables que, para productores, seguidores y periodistas no importaba si la relación era auténtica, lo importante era que resultaba creíble.

Pattinson y Stewart se conocieron en el año 2007 cuando los convocaron para ser los protagonistas de Crepúsculo, la historia de una chica que se enamora de un atractivo muchacho que esconde un detallecito: es un vampiro. Dicen (y le pido disculpas al lector pero esta nota estará llena de dicen) que él apenas la vio en el casting se enamoró. No estaban “producidos” para la ocasión, al contrario, la muchacha vestía uno simples jeans y una remera gris; él llevaba una camisa a cuadros roja y azul, su pelo tenía un extraño color negro, producto de la tintura aplicada para su última película.

Los actores charlaron un rato, dieron la prueba. A Kristen ya le habían confirmado que el papel de Bella era suyo, pero para el de Edward, Catherine Hardwicke, la directora, tenía dudas. Cuando los vio actuar e interactuar, sus resquemores se pulverizaron. Dicen que quedó “entusiasmada” y “estática”. La química, el flechazo, la atracción o como se lo quiera llamar resultó evidente para todos.

Durante años Stewart y Pattinson intentaron ocultar su romance lo que generó especulación en torno a la sinceridad de su relación. (Foto: AP)
Durante años Stewart y Pattinson intentaron ocultar su romance lo que generó especulación en torno a la sinceridad de su relación. (Foto: AP)

La pareja compartía escenas y en las largas esperas entre toma y toma, intercambiaban secretos y risas. Con su acento british, él le contó que su madre trabajaba en una agencia de modelos y su padre importaba autos antiguos. Le dijo que desde chico había modelado para marcas infantiles, pero cuando comenzó la pubertad y el vello le empezó a crecer lo dejaron de contratar porque le dijeron que “daba gay”, ella se horrorizó por el prejuicio. Pattinson le habló de sus trabajos en teatro y ella le pidió que le contará todo sobre las películas de Harry Potter donde había actuado.

Pattinson interpretó a Cedric Diggory en "Harry Potter y el cáliz de fuego": “Amo esa película. Tengo claro que no sería actor si no fuera por ella. Además, el ambiente que se respiraba en el set era súper agradable
Pattinson interpretó a Cedric Diggory en “Harry Potter y el cáliz de fuego”: “Amo esa película. Tengo claro que no sería actor si no fuera por ella. Además, el ambiente que se respiraba en el set era súper agradable

Ella le habló de su padre, John Stewart, director y productor de la poderosa cadena Fox y de su madre, Jules Mann una gran guionista. Ambos se divirtieron imitando su acento australiano. Se puso seria cuando le reveló que luego de 27 años casados, el matrimonio se estaba separando. Le confesó que de pequeña no había querido ser actriz pero que un agente la vio actuar en una obra escolar y decidió representarla, y así con nueve años debutó en Tritón por accidente, una película de Disney. Él la admiró cuando habló de su trabajo nada más ni nada menos que junto a Jodie Foster en La habitación del pánico y con Dennis Quaid y Sharon Stone en La garganta del diablo. Sin alardear, ella recordó su primer protagónico, a los 13 años, en la película para televisión Speak y que Seann Penn la dirigió en un pequeño papel en Camino salvaje.

Stewart interpretó a la hija de Jodie Foster en la película La habitación del pánico
Stewart interpretó a la hija de Jodie Foster en la película La habitación del pánico

La relación fluía. Años después Nancy Kirkpatrick, una de las directoras de Summit Entertainment confirmaría en una convención de seguidores de Crepúsculo que sus protagonistas “estaban enamorados” y dio más detalles: “Rob y yo compartimos un vuelo en un avión privado y hablamos de muchas cosas. Me dijo que estaba enamorado de Kristen desde la primera vez que la vio en el casting”.

Enamorados, con una atracción evidente, los jóvenes negaban su romance por una razón poderosa y legal. Cuando se conocieron Kristen tenía 17 años y Robert, 21. En el estado de California la edad de consentimiento sexual es a los 18 años. Si tenían sexo era un delito, incluso si era consensuado o iniciado por Kristen -que para la ley era menor- y se consideraba como abuso infantil.

Cada vez que a los jóvenes les preguntaban si estaban juntos lo negaban y lo continuaron negando en el 2008 cuando Kristen cumplió 18, en el 2009 cuando fueron vistos en un concierto, y en el 2010 cuando decían que se encontraban en citas secretas.

"Tratamos de permitirles tener una vida personal y ser jóvenes. Y, sin embargo, sabían que era un proyecto de miles de millones de dólares para nosotros. Así que encontrar el equilibrio fue muy delicado de lograr, porque eran personales normales y, al mismo tiempo, debían dedicarse a hacer grande la franquicia de ‘Crepúsculo’“, admitió Eric Kops, uno de los productores de la saga
“Tratamos de permitirles tener una vida personal y ser jóvenes. Y, sin embargo, sabían que era un proyecto de miles de millones de dólares para nosotros. Así que encontrar el equilibrio fue muy delicado de lograr, porque eran personales normales y, al mismo tiempo, debían dedicarse a hacer grande la franquicia de ‘Crepúsculo’“, admitió Eric Kops, uno de los productores de la saga

Aunque lo negaban cuando debían promocionar alguna película de la saga, al verlos la química brotaba y el enamoramiento era indisimulable. Sin embargo, al enfrentar a los periodistas que los perseguían o al presentarse en una conferencia si les preguntaban por su relación respondían con evasivas y lo que es peor, con cara de enojados.

Comenzó un círculo difícil de cortar: Preguntás/No respondés/Te enojás/Insisto. Porque además la saga rompía récords de taquilla y existía un público que pedía saber todo de sus ídolos. Los titulares hablaban de infidelidades, amor por contrato, teorías conspirativas y muchos “dicen que dijo”. Los criticaban por antipáticos, en particular a Kristen porque jamás sonreía para las fotos. “A veces estoy, literalmente, conteniendo las lágrimas. Es una reacción física a toda esa energía que te arrojan”.

Cuantos más rumores había sobre ellos, más se cerraban. “Una revista publicó que iba a casarme. Nadie sabe qué es cierto y qué no lo es”, comentó Pattinson. “Hasta mi madre me llamó para preguntarme si era verdad”, añadió. Su compañera intentó explicar el por qué de su silencio: “Algunos me dicen que, si cuento con quién estoy saliendo, la gente dejará de ser tan voraz al respecto. No es cierto, si hablo empezarán a pedirme más detalles”.

 Kristen Stewart y Robert Pattinson, en los últimos tramos de su relación, en el estreno de Amanecer, parte 2 en Los Ángeles, California, en 2012
Kristen Stewart y Robert Pattinson, en los últimos tramos de su relación, en el estreno de Amanecer, parte 2 en Los Ángeles, California, en 2012

Recién en 2011 admitieron su noviazgo, un año después apareció su primera imagen besándose en un lugar que no era el set. Mientras filmaron cuatro películas de la saga Crepúsculo, la primera se estrenó en 2008, siguió New Moon en 2009, Eclipse en 2010 y Breaking Dawn en 2011 y su segunda parte en 2012.

El 22 de julio de 2012 asistieron a los Teen Choice Awards para despedirse de sus fans y agradecer “cinco años increíbles”. Parecía que por fin se amigaban con la fama y lo que se les pedía en su condición de famosos. Apenas 24 horas después pagarían un precio demasiado alto por estar donde no querían estar.

Al día siguiente se difundieron unas fotos de Kristen besándose con Rupert Sanders, el director de la nueva película de Stewart, Blancanieves y la leyenda el cazador, que además era casado y padre de dos hijos. El escándalo fue mayúsculo. Hasta Donald Trump -que en ese momento no era presidente pero ya era mediático- tuiteó: “Robert Pattinson no debería volver con Kristen Stewart. Le puso los cuernos como a un perro y lo hará otra vez. Y si no, miren. ¡Puede encontrar a alguien mucho mejor!”.

Varios medios publicaron unas fotografías en las que Kristen y el director de cine Rupert Sanders paseaban en actitud cariñosa por un recóndito parque de Los Angeles. Él estaba casado con la modelo Liberty Ross (Foto: GROSBY)
Varios medios publicaron unas fotografías en las que Kristen y el director de cine Rupert Sanders paseaban en actitud cariñosa por un recóndito parque de Los Angeles. Él estaba casado con la modelo Liberty Ross (Foto: GROSBY)

Para acallar un poco el ruido, Sanders lo justificó como un “lapsus momentáneo” y emitió una disculpa pública. “Estoy completamente angustiado por el dolor que le he causado a mi familia”, escribió. “Mi hermosa esposa e hijos celestiales son todo lo que tengo en este mundo. Los quiero con todo mi corazón. Rezo para que podamos superar esto juntos”.

Stewart también emitió un comunicado: “Lamento profundamente el dolor y la vergüenza que he causado a mis seres queridos y a todos los que se han visto afectados. Esta indiscreción momentánea ha puesto el peligro lo más importante que hay en mi vida, la persona a la que más amo y respeto, Rob. Te quiero, te quiero, lo siento mucho”. Al otro día se la vio paseando por Los Ángeles sonriendo. Todos los programas discutían sobre esa sonrisa indescifrable al mejor estilo Gioconda. Decían que era por alivio, por libertad o simplemente porque había llegado a un punto que lo que decían de ella le importaba poco y nada.

Los dicen siguieron y arreciaron. Dicen que Pattinson quiere hablar de hombre a hombre con Rupert Sanders pero otros dicen que en realidad quiere hablar con Liberty, su esposa. Dicen que compró un anillo de compromiso que tiró por el inodoro. Dicen que ella no para de llorar mientras toma bebidas energizantes. Dicen que James Franco le tiró “onda” a Kristen durante el festival de Toronto, y que ella pensó aceptarlo porque “no hay nada mejor para el corazón roto de una chica que recibir la admiración de un hombre lindo” o porque ya sabemos que un clavo saca a otro clavo.

En octubre de 2012, Donald Trump escribió ocho tuits aconsejándole a Robert Pattinson que no volviera con Kristen Stewart
En octubre de 2012, Donald Trump escribió ocho tuits aconsejándole a Robert Pattinson que no volviera con Kristen Stewart

Para seguir con el melodrama apareció una foto donde se la veía a Stewart entrando a su auto donde un pícaro en vez del típico “lávame sucio” le escribió “I <3 Rob” (o sea I love Rob). Sin comunicados y sin declaraciones terminaron su relación. Pattison se mudó de Los Ángeles a Nueva York y cada uno rearmó su vida.

Tuvieron que pasar seis años para que Stewart contara un poco lo vivido. En de Howard Stern Show por primera vez no “dijeron que dijo” sino que ella dijo. Admitió que Pattinson fue su primer amor y que su amor por él siempre fue puro: “Estuvimos juntos durante años, fue algo así como el primero. Es el mejor”.

“Es raro ser honesta acerca de esto, porque ha sido tan consumido, que tengo este miedo de que la gente piense que es por atención como ‘ah, claro, aún sigue explotando la narrativa’ o lo que sea. Y en realidad nunca he podido explicar lo que pasó porque siempre fui muy consciente de parecer una persona que busca ese tipo de atención”, intentó aclarar.

“Nosotros estuvimos juntos por años, él fue como mi primer (amor), y aunque estuve enamorada de mi novio del secundario, con Rob yo ya estaba un poco más grande y fue como de ‘bum bum’”, dijo y aseguró que ambos evitaban mostrar su afecto en público no por antipáticos sino porque no querían alimentar a los medios con su vida privada: “Te privas de tantas experiencias… No caminábamos por la calle de la mano porque no les queríamos dar esa satisfacción, pero no poder hacer esas cosas era un asco”.

Robert Pattinson y Kristen Stewart en su última presentación en los premios MTV del año 2012. Nunca se supo si su felicidad evidente era por los galardones o porque por fin terminaban la saga
Robert Pattinson y Kristen Stewart en su última presentación en los premios MTV del año 2012. Nunca se supo si su felicidad evidente era por los galardones o porque por fin terminaban la saga

Cuando le preguntaron sobre una posible boda con el actor británico, como “decían” que estaba por pasar cuando la pareja rompió admitió que, si se lo hubiese pedido, tal vez hubiera dicho que sí.

En cuanto al amor después ¿del amor?, Pattinson tuvo una relación con FKA Twigs una cantante británica y desde 2018 está con Suki Waterhouse, una modelo y actriz que antes fue novia de Bradley Cooper. Sigue reacio a mostrar sus relaciones: “Si dejás entrar a la gente, devalúa lo que es el amor. Si un extraño en la calle te preguntara sobre tu relación, pensarías que es extremadamente grosero. No puedo entender cómo una pareja puede caminar por la calle tomados de la mano, y es lo mismo que yo hago, pero cientos de personas están tomando mi foto. La línea entre cuando estás actuando y cuando no lo estás, eventualmente se borrará y nos volveremos locos”.

Kristen se definió bisexual. Salió con la cantante francesa Stéphanie Sikoliski, la diseñadora de efectos visuales Alicia Cargile y la modelo Stella Maxwell. Su pareja actual es la diseñadora Dylan Meyer.

Stewart con Meyer en el 2019. Hasta 2017 la actriz mantuvo su orientación sexual en privado “no porque me sintiera avergonzada de ser abiertamente gay, sino porque no me gustaba entregar mi vida al público, que era lo que sucedía de alguna manera” (Foto: Backgrid/The Grosby Group)
Stewart con Meyer en el 2019. Hasta 2017 la actriz mantuvo su orientación sexual en privado “no porque me sintiera avergonzada de ser abiertamente gay, sino porque no me gustaba entregar mi vida al público, que era lo que sucedía de alguna manera” (Foto: Backgrid/The Grosby Group)

Los actores no volvieron a trabajar juntos aunque eligen proyectos similares: películas independientes y sobre todo, que nunca se convertirán en sagas.

Dicen que en esta historia (o no historia de amor) los que más se beneficiaron fueron los productores. “La gente deseaba tanto que Rob y yo estuviéramos juntos que nuestra relación fue transformada en un producto. No era la vida real”, dijo Stewart. Lejos de sus tiempos como Robsten, ambos actores saben que lo único que importa es lo que dicen ellos y no lo que de ellos dicen.

Desde que rompió con con Pattinson e hiciera pública su bisexualidad, Kristen no tiene problemas en hablar sin tapujos sobre su vida personal: "Nunca antes hablé de mis relaciones, pero desde que empecé a salir con chicas me pareció que era una oportunidad de representar algo de verdad positivo"
Desde que rompió con con Pattinson e hiciera pública su bisexualidad, Kristen no tiene problemas en hablar sin tapujos sobre su vida personal: “Nunca antes hablé de mis relaciones, pero desde que empecé a salir con chicas me pareció que era una oportunidad de representar algo de verdad positivo”

SEGUÍ LEYENDO:

también puedes leer

Reinas del Show EN VIVO este sábado 18 de septiembre vía América TV: Todos los detalles de la gala 3

Gisela Valcárcel salvó a todas sus concursantes en su última gala. (Foto: Instagram) Este 18 …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *