Inicio / ACTUALIDAD / José Luis Espert: “Si hay alguna fuerza que no es funcional al kirchnerismo, somos nosotros”

José Luis Espert: “Si hay alguna fuerza que no es funcional al kirchnerismo, somos nosotros”

José Luis Espert lanzó su candidatura a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires
José Luis Espert lanzó su candidatura a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires

El economista José Luis Espert será el primer candidato a diputado nacional por el Frente Avanza Libertad en la Provincia de Buenos Aires, una alianza en la que estará acompañado por Carolina Píparo, la diputada bonaerense que sorpresivamente esta semana rompió con Juntos por el Cambio para sumarse a este espacio liberal.

Espert, quien en 2019 compitió por la presidencia de la Nación, se muestra entusiasmado por esta incorporación y resume ante Infobae: “Por primera vez en 30 años logramos unir a las tres grandes fuerzas de centroderecha en la Provincia de Buenos Aires como son la UCEDE, el Partido Demócrata y el Partido Autonomista. También hicimos un recorrido muy lindo, sumamos a Republicanos Unidos. También al Movimiento Libertario Republicano. Hicimos un muy lindo frente. Vamos a poder presentar listas en los 135 municipios de la Provincia. Estamos terminando de definir las listas pero sumamos a una figura importante como Carolina Píparo y además vamos a incluir a destacados empresarios, productores agropecuarios, liberales”.

-Se habló en un momento de un espacio más amplio, ¿por qué no se pudo llegar a un acuerdo más grande?

-Yo lo que propuse no fue una interna adentro de Juntos por el Cambio como está haciendo Ricardo López Murphy en la CABA. Propuse que cada frente mantuviese su identidad, Juntos por el Cambio el suyo, Avance Libertad que es el mío, el de Stolbizer, el de Randazzo, y que todo ese Frente hiciera una PASO y que de allí surgiera una única lista opositora al kirchnerismo. Mi idea era unir a todas las fuerzas opositoras al kirchnerismo que representa Kiciloff en el provincia. No se pudo hacer y el responsable es Juntos por el Cambio. Claramente. Ahí adentro hubo una oposición importante de Lilita Carrió y de parte de los radicales. En el PRO o por lo menos la gente con la que yo hablé como Horacio Rodríguez Larreta, Mauricio Macri o Patricia Bullrich estaban muy entusiasmados con esta alternativa. El resto de los componentes de Juntos por el Cambio no acompañó así que el frente quedó en la nada. Por eso vamos con Avance Libertad, completamente independientes.

-¿Qué razones esgrimió Carrió para oponerse a este frente?

-Creo que Carrió no es nada liberal. No tiene nada que ver con el respeto de las ideas de libertad que nosotros proponemos. La libertad de trabajar, de circular, de que los chicos vuelvan al colegio, la libertad de comercio, de que la gente pague menos impuestos , la libertad de trabajo, de contratación. No hay esa creencia firme en la Coalición Cívica del ideario liberal, y mucho menos en el radicalismo. La oposición vino con esos argumentos detrás. Por lo menos quedó claro que nosotros no somos funcionales al kirchnerismo. Y que los funcionales al kirchnerismo son los que se oponen a la posibilidad de un frente y que además en el Congreso le votan casi todas las leyes económicas como esta última que sube los costos del seguro del auto para financiar un plan forestal, una ley que fue votada de manera masiva por Cambiemos en el Senado.

¿Su mayor crítica a Juntos por el Cambio es que le haya sido funcional al kirchnerismo?

-A ver, quedó demostrado que si hay alguien que no es funcional al kirchnerismo, somos nosotros. Estamos dispuestos a fundirnos en un gran frente electoral para derrotarlos con una agenda muy clara. Cambiemos lo que planteó en 2015 fue derrotar al kirchnerismo por una sola vez. Con buenos modales, loguitos, márketing, Gilda, buena onda. Y al kirchnerismo para erradicarlo, se lo erradica delimitando sus bases de populismo, con una mega reforma económica que es la que planteamos nosotros, derribando un Muro de Berlín económico directamente. Creo que era importante comenzar con ese proceso que debería culminar en el 2023 con un gran frente opositor, aprovechando esta elección legislativa en la Provincia, y que Buenos Aires es la madre de todas las batallas. Me parecía importante pensando en una derrota definitiva para el kirchnerismo conformar un gran frente opositor, con ideas liberales y sentido común adentro, empezar a hacer ese ensayo ahora en la Provincia. Por ahora no fue posible. Por ahí tal vez después si hacemos una buena elección nosotros en la provincia de Buenos Aires, a los liberales nos tengan un poco más de respeto.

-¿Cuál es la mayor expectativa de su frente para las elecciones del 12 de septiembre?

-Todavía no hicimos una encuesta que nos diga donde estamos parados. Hace poco salió una encuesta en un diario que nos daba un piso de un 2,7% que significaría meter un diputado y un techo de un 21 o 22 por ciento con lo que haríamos una elección gigantesca. Son números que nosotros todavía no medimos con herramientas propias.

-Sorprendió a último momento con la incorporación a sus filas de Carolina Píparo que estaba en Juntos por el Cambio trabajando en La Plata con el intendente Julio Garro. ¿Cómo se produjo el acuerdo?

-La conocí a Carolina en un almuerzo en lo de Mirtha Legrand, con Juana Viale como conductora, el año pasado. Pegamos buena onda enseguida, dentro y fuera del programa. Ella apoyó mucho la idea de ese frente que proponíamos. Tuvimos un contacto más frecuente y así terminó en nuestro espacio. Comulgamos con muchas de nuestras ideas. Comparto la agenda de género de ella, su preocupación por la seguridad, la independencia de la Justicia.

-¿Cómo evalúa, después de más de un año y medio lo que ocurrió dentro de su partido en 2019?

-Creo que el 2019 es un hito fundacional de todo lo que está pasando con el liberalismo en la Argentina. El alto perfil que están teniendo los economistas liberales, la cantidad de candidatos liberales que habrá en estas elecciones en varias listas es consecuencia de eso. Desde 2019 en los debates presidenciales donde ganamos en actitud, proponiendo ideas con Luis Rosales venimos creciendo. Tengo una lectura muy del vaso medio lleno sobre lo que pasó. Todo empezó apenas 6 meses antes de esas elecciones y por eso tuvo algunas dificultades. Pero el balance es altamente positivo. No por lo que pasó en ese momento, sino por la ebullición de liberales que ve hoy participando en política. Dimos el primer paso que fue gigantesco.

-Remarcó que tendrá candidatos en los 135 municipios bonaerenses. ¿En qué otros distritos aspira su frente a conseguir representatividad?

-Apuntamos fundamentalmente a Buenos Aires, a la Ciudad de Buenos Aires con Javier Milei y a la provincia de Santa Fe, donde también se tejen acuerdos hasta último momento.

Carolina Píparo, diputada provincial por el PRO, acompañará a Espert en estas elecciones
Carolina Píparo, diputada provincial por el PRO, acompañará a Espert en estas elecciones

-¿Cuáles serán los primeros lugares de la lista en Provincia?

-Además de mi candidatura y de la de Carolina (Píparo), el tercer lugar será para Hugo Bontempo, que es el presidente de la UCEDE a nivel provincia, el cuarto para Karina García que es una docente de Bahía Blanca y el quinto para Luis Green, ex Secretario de Fronteras con Patricia Bullrich.

-¿Qué coincidencias pueden encontrar después con otras fuerzas en el ámbito del Congreso Nacional?

-Por supuesto. Lo que vamos a presentar en el Congreso son mega proyectos de ley para una reforma económica y no económica que Argentina tiene que hacer para cortar con su decadencia. Básicamente será transformar en proyectos de ley el discurso nuestro de los debates presidenciales de 2019. Una reforma comercial, que el Mercosur sea un simple tratado de libre comercio para que podamos firmar tratados de libre comercio con todo el mundo. Una mega reforma del Estado privatizando todo lo privatizable, reduciendo los gastos de infraestructura, reformulando la coparticipación, con un plan muy claro para que los planes sociales se transformen en trabajo genuino y con una reforma de las 5 leyes laborales que han precarizado el empleo. Por eso tenemos a un 40% de la fuerza laboral trabajando en negro. Implica un trabajo legislativo gigantesco.

-¿Cómo se puede revertir la decadencia que usted menciona?

-En Avanza Libertad estamos convencidos de que hay esperanza, hay futuro, de que hay una luz al final del túnel pero hay que hacer las cosas para desterrar al populismo kirchnerista. Faltan reformas en materia de seguridad y también hasta en el sistema electoral. Votar con la lista sábana no va más. Queremos impulsar la boleta única de papel pero también que se vote por circunscripciones. Hay que dividir al país en más de 24 circunscripciones, se necesitan muchas más, quizás en tantas como diputados haya. Que sepan los 10 mil habitantes de tal lugar a quién están votando.

-¿Qué experiencias del liberalismo en Europa o en otros países son aplicables en la Argentina y por qué?

-Las ideas que hay que aplicar son de puro sentido común, que son las que nos faltan. Si mirás los países donde la gente vive bien se ve que las empresas comercian con el mundo en una economía abierta, los Estados tienen un tamaño razonable para recaudar impuestos razonables. Hay leyes laborales que promueven el trabajo en blanco. Acá tenemos 6 millones de trabajadores en negro.

(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

-Usted es muy crítico de la situación económica actual. ¿Qué análisis hace?

-Una segunda parte del año complicada con la inflación, con menos actividad económica que la primera parte del año, complicada por el dólar. Veo que irá creciendo la tensión social, va a costar que baje la inflación con el dólar pegando. Estamos ante una aceleración de la tasa de inflación que va a generar una tensión social importante. Después hay un capítulo que se abre a partir del año que viene que es la negociación ineludible con el Fondo Monetario Internacional. Argentina tiene que pagar 20 mil millones de dólares en 2022 y otros 20 mil millones al año siguiente. Lo que tiene que pagar este año con los 4500 millones que el Fondo paga por DEGS (NdR: Derechos Especiales de Giro que el FMI destina a cada país) seguramente alcanzará. El año que viene será ineludible un acuerdo con el Fondo. Ahí el Gobierno debería poner las barbas en remojo, especialmente la señora Cristina y no defaultear la deuda con el Fondo. No se puede hacer eso. La Argentina debe y tiene que pagar, más allá de si en 2018 por culpa de Mauricio Macri o de Donald Trump se le dio dinero de más a nuestro país.

-¿Es posible avanzar en esa negociación?

-Hasta ahora no la veo. El Gobierno está tranquilo con el dinero que va a recibir de los DEGS. Después de las elecciones debe sentarse a negociar y postergar mucho los vencimientos, no es posible pagar 20 mil millones por año.

-¿Se puede frenar la suba del dólar o cree que seguirá generando mayor presión sobre la economía?

-Va a continuar aumentando la tensión. La tensión inflacionaria no va a aflojar. Porque de la mano de la normalización de la vida diaria producto de la vacunación la enorme emisión monetaria que el Gobierno ha hecho durante el año pasado y la primera parte de este año va a empezar a circular, y eso implicará más actividad económica y más inflación. Veo un escenario social complejo.

SEGUIR LEYENDO:

también puedes leer

Ford creará 10.800 empleos ligados a vehículos eléctricos

GLENDALE, Kentucky, EE.UU. (AP) — Ford y una empresa asociada anunciaron que planean construir tres …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *