Inicio / ACTUALIDAD / Lázaro Báez se sorprendió con la pena, no con la condena: el reencuentro secreto con su hijo menor y la apuesta al voto de la minoría

Lázaro Báez se sorprendió con la pena, no con la condena: el reencuentro secreto con su hijo menor y la apuesta al voto de la minoría

El empresario Lázaro Báez
El empresario Lázaro Báez

Acompañado de su actual pareja, Lázaro Báez escuchó ayer el veredicto por la causa de “la ruta del dinero K” desde la casa donde cumple con la prisión domiciliaria. No se sorprendió con la condena: sus abogados ya le habían anticipado que no había margen para ninguna sorpresa. Pero el empresario no esperaba una pena de 12 años, la misma que había pedido el fiscal Abel Córdoba. “Lo habían convencido que iba a rondar los 8 años”, dijo a Infobae una fuente que conoce la interna familiar. Pese a la dura condena, que considera un mensaje político para un sector del Gobierno, Báez no tiene previsto romper el silencio.

Apenas terminó la lectura de la sentencia, Báez habló ayer con sus abogados y comenzaron a hacer cálculos. Fue una charla técnica, muy lejos de una descarga emocional. En pocos días, el empresario cumplirá 5 años de detención, sumando el tiempo que estuvo en la cárcel de Ezeiza y los meses que lleva en una casa de la provincia de Buenos Aires. Ahora solo aspira a bajar el monto de la condena en la Cámara de Casación, la primera instancia de apelación.

Imagen tomada en octubre de 2018, durante su comparecencia en el Tribunal Oral Federal (EFE)
Imagen tomada en octubre de 2018, durante su comparecencia en el Tribunal Oral Federal (EFE)

“Fue desproporcionada la condena en relación a otras causas por lavado”, se quejó uno de los abogados. La estrategia de la defensa será ir detrás del voto minoritario de la jueza Gabriela López Iñíguez, que pidió una pena de 7 años y 6 meses para Báez, muy lejos del criterio de los otros dos jueces.

No fue la única diferencia entre los magistrados. Néstor Costabel y Adriana Palliotti votaron por tener en cuenta tanto la obra pública, que se juzga en el juicio de Vialidad, y la evasión como los delitos precedentes del lavado de dinero. En cambio, López Iñíguez optó solo del delito tributario, dejando otra puerta abierta para las apelaciones del empresario K. Las diferencias no quedaron expuestas en la sentencia y recién se confirmarían con la lectura de los fundamentos, el 26 de abril.

infobae-image

En la charla posterior con sus abogados, Báez también se sorprendió por la absolución de Fabián Rossi y Daniel Pérez Gadín por la compra del campo “El Carrizalejo”, uno de los hechos que se juzgaron en el juicio. “Estaba probado que ellos lo compraron para Lázaro y solo él fue condenado”, cuestionó uno de los defensores.

El empresario lamentó ayer la pena de 9 años para su hijo mayor, Martín, el único de los acusados en el juicio oral que sigue detenido en un penal, aunque en los últimos meses fue trasladado y mejoró sus condiciones de detención.

Báez espira a que la situación de Martín se alivie en los próximos días. “Tiene la preventiva vencida. No se justifica que siga detenido, el juicio ya terminó, no puede entorpecer la investigación”, dicen sus abogados, que ahora buscan obtener una excarcelación o al menos una detención domiciliaria. Esa decisión está en manos del Tribunal Oral Federal 4, que hace poco tiempo prorrogó la preventiva de Martín hasta la primer semana de marzo.

El hijo menor del empresario, Leandro, siguió la lectura del veredicto desde el estudio de sus abogados, Roberto Herrera y Alejandro Baldini. Hace un mes se alejó de Río Gallegos, donde había protagonizado varios episodios confusos, y tiene previsto quedarse a trabajar en Buenos Aires junto a sus defensores, al menos por un tiempo.

La condena para Leandro, a 5 años de cárcel, fue una de las mayores sorpresas para toda la familia. Sus abogados aspiraban a que sea acusado por una participación secundaria, al igual que las dos hijas de Báez, pero finalmente el tribunal entendió que era “participe necesario” de la maniobra y lo ubicó en el lote de las condenas más altas.

infobae-image

Antes de escuchar la sentencia, Leandro recibió un llamado telefónico de su padre. Es parte del acercamiento que tienen desde que llegó a Buenos Aires. De hecho, según pudo saber Infobae, Leandro visitó hace pocos días a su padre para festejar su cumpleaños. Fue un reencuentro familiar después de un largo distanciamiento por diferencias sobre el manejo de la causa judicial.

“Leandro se acercó al padre por pedido de su mamá, fue a visitarlo con su cuñada y los hijos de ambos”, contó una fuente de la familia.

La situación de Báez no se modificará en lo inmediato: seguirá cumpliendo con la prisión domiciliaria, mientras transita el largo proceso de apelaciones, que podría durar al menos dos años. Mientras tanto, el empresario seguirá participando del juicio de la obra pública, aunque en poco tiempo tendrá otros juicios orales.

Seguí leyendo:

también puedes leer

Cotización del S&P 500 VIX Futures del 10 de abril: el índice asciende un 1,54%

Buena jornada para el S&P 500 VIX Futures, que terminó la sesión del sábado 10 …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *