Inicio / ACTUALIDAD / Erdogan busca acercarse a Europa en previsión de tensiones con Biden

Erdogan busca acercarse a Europa en previsión de tensiones con Biden

Ante la llegada de un dirigente estadounidense potencialmente hostil, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, parece determinado a reparar sus relaciones con la Unión Europea tras años de tensiones.

En señal de su exasperación con la agresiva diplomacia turca, los países europeos acordaron el mes pasado sancionar a Ankara por sus perforaciones de gas unilaterales en el Mediterráneo oriental.

Turquía también ha irritado a sus socios occidentales con su intervención en Libia para apoyar al gobierno de Trípoli y con su apoyo a Azerbaiyán en su conflicto con Armenia en la región de Nagorno Karabaj.

Pero tras meses de acritud, marcados particularmente por intercambios ofensivos entre Erdogan y el presidente francés Emmanuel Macron, el jefe del Estado turco ha reiterado que desea «escribir una nueva página» en las relaciones entre Ankara y la Unión Europea.

Erdogan y Macron incluso han intercambiado misivas en los últimos días.

Ankara también tendió la mano a Atenas invitándola a negociar, a finales de enero, sobre la explotación de hidrocarburos en el Mediterráneo.

Si Turquía ha suavizado su lenguaje es porque «no puede permitirse una escalada de las tensiones a la vez con Estados Unidos y con Europa, sobre todo con una economía tan frágil», dice un diplomático europeo.

– «En busca de amigos» –

La dependencia económica de Ankara con Europa es grande: entre 2002 y 2018, dos tercios de las inversiones directas extranjeras en Turquía procedían de los países de la UE, según datos oficiales.

Pero las tensiones contribuyeron a crear un clima de inestabilidad y la preocupación de los inversores se refleja en el descalabro de la lira turca que perdió una quinta parte de su valor ante el dólar en 2020.

Después de apartar a su yerno de la cartera del Finanzas en noviembre, Erdogan ha multiplicado los llamados en dirección de Europa, prometiendo en particular, reforzar el Estado de derecho.

Aislado, «Erdogan busca a amigos en todos los lados», subraya Ilke Toygur, analista del Instituto alemán de Relaciones Exteriores y Seguridad SWP.

Con este fin, Erdogan y su ministro de Relaciones Exteriores se reunieron el martes con embajadores de los países europeos.

– En espera de Biden –

Aunque las dificultades económicas han guiado el nuevo enfoque turco, la victoria de Joe Biden parece haber sido un factor determinante.

Erdogan había tejido con Donald Trump una relación personal que permitió a Ankara evitar fuertes sanciones por sus operaciones militares en Siria o la compra de misiles rusos, pero Turquía anticipa más frialdad en la próxima administración estadounidense.

«La victoria de Biden ha cambiado las cartas. Turquía espera que el próximo gobierno estadounidense sea menos flexible», dice el diplomático europeo.

El llamado al acercamiento con la UE «puede interpretarse como una forma de prepararse» para la asunción de Biden, dice por su parte Sinem Adar, del Centro de Estudios Aplicados sobre Turquía en Berlín.

Para ella, el intento de apaciguamiento de Ankara se explica también por la «presión interna creciente» para Erdogan «debido a los problemas económicos agravados por la pandemia» y a «la erosión de la popularidad» del partido nacionalista MHP, aliado del presidente turco.

– Medidas concretas –

Aunque los responsables multiplican las declaraciones, los analistas se preguntan sobre las medidas concretas que Ankara estará dispuesta a adoptar.

Para que la «UE considere creíble» a Turquía, «Ankara debe cambiar de dirección» sobre el Estado de derecho, dice Adar, que recuerda que la encarcelación de opositores y figuras de la sociedad civil preocupa mucho en Occidente.

Para Toygur, este asunto es el «verdadero obstáculo» y agrega que Europa espera una «prueba de buena voluntad» de Erdogan.

Desde el punto de vista de la UE, Turquía es un socio insoslayable debido a su situación geográfica y su papel en la gestión de los flujos migratorios hacia Europa.

«Varios países quieren calmar los ánimos, porque las tensiones (…) no sirven ni a los intereses de Turquía ni a los de Europa», dice el diplomático europeo.

raz/zak/gkg/ezz/af/pc

también puedes leer

Lázaro Báez se sorprendió con la pena, no con la condena: el reencuentro secreto con su hijo menor y la apuesta al voto de la minoría

El empresario Lázaro Báez Acompañado de su actual pareja, Lázaro Báez escuchó ayer el veredicto …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *