Inicio / ACTUALIDAD / El proyecto de anexión israelí de zonas de Cisjordania ocupada

El proyecto de anexión israelí de zonas de Cisjordania ocupada

La Liga árabe celebrará el jueves una reunión extraordinaria por videoconferencia, a petición de la Autoridad Palestina, para discutir sobre el proyecto de anexión por parte de Israel de zonas de Cisjordania ocupada.

He aquí la situación desde el anuncio del plan de Estados Unidos para Oriente Próximos que prevé la anexión israelí de partes del territorio palestino.

– ¿Qué dice el plan de Trump para Oriente Próximo? –

A finales de enero, el presidente estadounidense Donald Trump invitó a la Casa Blanca al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y a su entonces rival electoral Benny Gantz para anunciar su proyecto de solución del conflicto israelo-palestino.

El plan prevé convertir a Jerusalén en la capital «indivisible» de Israel y la anexión por parte del Estado Hebreo del valle del Jordán y de más de 130 colonias judías en Cisjordania, territorio palestino ocupado desde 1967 por Israel.

En virtud de los acuerdos de Oslo, firmados en los años 1990 por israelíes y palestinos, Cisjordania está dividida en sectores A, B y C. La zona C, bajo control exclusivamente israelí, constituye alrededor del 60% del territorio.

Pero las colonias, donde viven más de 450.000 israelíes, y el valle del Jordán, franja de tierras agrícolas entre el lago Tiberíades y el mar Muerto que representa casi el 30% de Cisjordania, se sitúan principalmente en esta zona C.

Con su anexión, pasarían a formar parte oficialmente de Israel, que extendería así su frontera oriental a Jordania.

Esto consagraría la fragmentación de Cisjordania, que se convertiría en un territorio palestino sin continuidad con enclaves como, por ejemplo, la ciudad de Jericó.

El plan estadounidense prevé un Estado palestino establecido en lo que quedaría de Cisjordania y la Franja de Gaza, dos territorios palestinos separados por Israel que quedarían unidos por un «corredor».

Propone que la capital palestina sea Abu Dis, un distrito de Jerusalén. Pero los palestinos quieren su capital en el sector este de la Ciudad Santa, ocupado desde 1967.

– ¿Han evolucionado las posturas estadounidense e israelí? –

En las horas posteriores al anuncio del plan, el embajador estadounidense en Israel sugirió que el Estado hebreo podría anexionar «sin demora» estas zonas de Cisjordania. El arquitecto del proyecto, Jared Kushner, yerno y asesor del presidente Trump, dijo que había que esperar hasta después de las elecciones israelíes del 2 de marzo.

Gantz y Netanyahu, que no lograron formar gobierno con sus aliados respectivos tras los comicios, finalmente encontraron un acuerdo la semana pasada para un gobierno de unión.

Sobre el proyecto Trump acordaron que actuarían «de manera coordinada» y «con el acuerdo completo de Estados Unidos», favoreciendo a la vez la «estabilidad regional», «el mantenimiento de los acuerdos de paz» y la firma de «futuros pactos de paz».

Cabe destacar aquí cuatro elementos:

Israel firmó acuerdos de paz con Jordania y Egipto, mientras que los pactos de Oslo marcan sus relaciones actuales con la Autoridad Palestina.

Poco después del anuncio en Israel de un gobierno de unión, el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, indicó que «en última instancia» la decisión de anexionar partes de Cisjordania le «correspondía a Israel».

El plan Trump debe ser sometido a partir del 1 de julio «al gobierno y/o Parlamento israelí», según el acuerdo alcanzado entre Gantz y Netanyahu. Este último se comprometió a anexionar zonas de Cisjordania y desde su bando algunos abogan por una anexión unilateral, pero Benny Gantz previno sobre medidas precipitadas.

Y sin consenso sobre la cuestión, los partidos israelíes podrían acordar un anexión de colonias en la periferia de Jerusalén como la de Maale Adumim, de acuerdo con observadores.

– ¿Cuál es la reacción de los palestinos? –

Los palestinos rechazan el plan de Turmp. Para ellos, como para muchos países y el enviado de la ONU para Oriente Próximo, la propuesta estadounidense equivale a acabar con la solución de dos Estados, idea defendida por la comunidad internacional que prevé un Estado palestino viable junto a Israel.

Mahmud Abas, presidente de la Autoridad Palestina con sede en Ramala (Cisjordania), reiteró su amenaza de revertir los acuerdos firmados con Israel si continuaba con su proyecto de anexión.

Para frenar el programa, los palestinos intentan movilizar a los países árabes, especialmente Egipto y Jordania o monarquías del Golfo que se acercaron al Estado hebreo en los últimos años.

También expresaron su deseo de implicar al presidente ruso, Vladimir Putin, de cara a una conferencia de paz internacional sobre Oriente Próximo.

también puedes leer

El príncipe Andrés: La muerte de Felipe deja un «enorme vacío» para Isabel II

Londres EFE/EPA/ANDY RAIN Londres, 11 abr (EFE).- El príncipe Andrés, tercero de los cuatro hijos …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *