Inicio / ACTUALIDAD / EEUU y Europa con respuestas disímiles a brotes de COVID-19

EEUU y Europa con respuestas disímiles a brotes de COVID-19

SALT LAKE CITY (AP) — Los casos de coronavirus van al alza en Europa y en muchos lugares de Estados Unidos, pero las respuestas que han adoptado sus gobiernos son completamente diferentes: Las autoridades de Irlanda, Francia y otras regiones europeas están imponiendo toques de queda y restringiendo las reuniones, mientras que los gobernadores estadounidenses se resisten a ordenar el uso de mascarillas o a implementar medidas más agresivas.

Los profundos contrastes en las gestiones para contener los contagios se dan en medio de brotes en ambos lados del Atlántico que activan alarmas similares, como el decreciente número de camas de hospital disponibles y el aumento en la tasa de mortalidad.

Los gobernadores de estados como Tennessee, Oklahoma, Nebraska y Dakota del Norte han recibido exhortos de médicos y funcionarios de salud pública para ordenar el uso de mascarillas.

En Utah, el repunte de casos desde que las escuelas reabrieron ha creado una dinámica que el gobernador Gary Herbert ha calificado como “insostenible”.

Pero las escuelas siguen dando clases, y Herbert, quien ha sido presionado por residentes que se oponen al uso de mascarillas, se ha resistido a implementar un mandato a nivel estatal. En lugar de eso, la semana pasada anunció que se requerirían únicamente en los seis condados con las tasas de infección más altas, mientras que los demás establecerían sus propias reglas. En tanto, muchos hospitales están llegando a un punto de quiebre.

“No sólo manejamos (los casos de) COVID. También tenemos ataques cardiacos y derrames cerebrales, fallas respiratorias y todas esas otras cosas que necesitan terapia intensiva”, dijo el doctor Kencee Graves, director médico de atención de pacientes internados del hospital University of Utah Health, ubicado en Salt Lake City. La unidad de terapia intensiva del hospital estaba a su máxima capacidad a finales de la semana pasada, lo que obligó a que se reabriera una unidad de respaldo.

“Cuanto antes nos cuidemos unos a otros, usemos mascarillas, nos distanciemos físicamente, más pronto podremos realizar algunas reuniones de una manera segura”, dijo Graves.

En Oklahoma, donde el número de personas hospitalizadas por coronavirus ha alcanzado niveles récord, los médicos han exigido a las autoridades tomar más medidas.

“Necesitamos órdenes de uso de mascarillas para proteger más a nuestros ciudadanos de Oklahoma”, tuiteó el sábado el doctor George Monks, presidente de la asociación médica del estado.

Pero el gobernador Kevin Stitt ha dicho en repetidas ocasiones que no planea tomar ese camino, citando inquietudes sobre cómo se haría valer una orden como esa.

Las autoridades de sanidad de Oklahoma reportaron el martes una cantidad récord de 821 personas hospitalizadas por coronavirus o que están bajo investigación por la enfermedad. Wyoming también reportó un máximo de pacientes hospitalizados con COVID-19.

Los casos nuevos de coronavirus en Estados Unidos han ido al alza en las últimas semanas, de un promedio diario de aproximadamente 42.000 a principios de octubre a unos 58.000 —el nivel más alto desde finales de julio_, de acuerdo con la Universidad Johns Hopkins.

La dinámica contrasta fuertemente con Europa, donde las autoridades de la región lidian con un repunte similar con medidas como nuevos confinamientos y aplicaciones de teléfono que rastrean la propagación del virus.

En Irlanda, el primer ministro Micheál Martin anunció medidas de confinamiento que entrarán en vigor el miércoles a la medianoche y que incluyen el cierre de todos los negocios no esenciales, limitar los restaurantes a únicamente servicio para llevar y requerir que la gente permanezca a cinco kilómetros (tres millas) a la redonda de sus hogares, así como prohibir las visitas a otras viviendas.

Sin embargo, a medida que los casos de coronavirus aumentan, algunas decisiones de los líderes europeos para imponer nuevas restricciones se enfrentan a una dura oposición a nivel local. Luego de un tenso enfrentamiento, el gobierno británico anunció el martes que no alcanzó un acuerdo con el alcalde de Gran Manchester, Andy Burnham, quien ha rechazado implementar nuevas medidas estrictas sin un apoyo financiero para los trabajadores y negocios que se verán más afectados.

Pero el primer ministro Boris Johnson anunció el martes que impondría las restricciones, provocando críticas de Brunham.

Y en Holanda, que tiene una de las tasas de infección más altas de Europa, un juez en La Haya rechazó una apelación presentada por más de 60 bares y restaurantes holandeses para anular una orden de cierre de cuatro semanas emitida por el gobierno.

El abogado Simon van Zijll, que representa a los bares y restaurantes, advirtió en la corte que la industria hostelera del país enfrenta “una oleada de quiebras” causadas por la orden de confinamiento, a la cual describió como “arbitraria y desproporcionada”.

___

Geller informó desde Nueva York. Los periodistas The Associated Press Adam Causey en Oklahoma City, Dave Kolpack en Fargo, Dakota del Norte, y Jill Lawless y Sylvia Hui en Londres contribuyeron a este despacho.

también puedes leer

1-3. Palmeiras supera a Delfín y saborea su pase a cuartos en la Libertadores

Jugadores de Palmeiras celebran hoy tras anotar contra Delf�n durante un partido por los octavos …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *