Inicio / ACTUALIDAD / EEUU iniciará la semana «más triste y dura» de la crisis del coronavirus

EEUU iniciará la semana «más triste y dura» de la crisis del coronavirus

5 abr (Reuters) – Estados Unidos iniciará mañana una de las semanas más duras de las vividas hasta ahora en la crisis del coronavirus, con un aumento exponencial de las muertes en Nueva York, Michigan y Luisiana, pero algunos gobernadores aún se resisten a que se decrete una cuarentena total.

Nueva York, el estado más afectado del país, informó el domingo que, por primera vez en una semana, las muertes disminuyeron ligeramente desde el día anterior, pero que aún hubo casi 600 fallecimientos en el día y más de 7.300 nuevos casos. Lugares como Pensilvania, Colorado y Washington D.C. están comenzando a experimentar un alza en las muertes.

Cuerpos de víctimas del COVID-19, la enfermedad respiratoria similar a la gripe causada por el nuevo coronavirus, se apilaron en bolsas de color naranja dentro de una morgue improvisada frente al Centro Médico Wyckoff Heights en Brooklyn, según fotos proporcionadas a Reuters.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo el domingo que las nuevas hospitalizaciones cayeron un 50% en las últimas 24 horas, pero advirtió que todavía no está claro si la curva de la crisis se está aplanando en el estado, que tiene un total de 4.159 muertes y más de 122.000 casos.

«El coronavirus es verdaderamente cruel y efectivo», dijo Cuomo en su habitual rueda de prensa. «Es un asesino efectivo».

El Cirujano General de Estados Unidos, Jerome Adams, advirtió en el programa de televisión Fox News Sunday que se avecinan tiempos difíciles, pero que «se ve una luz al final del túnel si todos cumplen con su parte durante los próximos 30 días».

«Esta va a ser la semana más triste y dura de la vida de la mayoría de los estadounidenses, francamente. Este va a ser nuestro momento Pearl Harbor, nuestro momento 11S, sólo que no va a estar localizado en un solo punto», dijo.

«Va a tener lugar por todo el país. Y quiero que Estados Unidos lo entienda», agregó.

La mayoría de los estados del país han ordenado a sus ciudadanos que se queden en sus casas salvo para viajes esenciales a fin de contener la propagación del virus. Más de 332.000 personas han dado positivo en Estados Unidos y casi 9.500 han muerto, según un recuento realizado por Reuters.

Sin embargo, algunas iglesias celebraron el domingo eventos multitudinarios por el Domingo de Ramos, el comienzo de la Semana Santa en las iglesias cristianas.

«Estamos desafiando las reglas porque el mandamiento de Dios es difundir el Evangelio», dijo Tony Spell, pastor de la iglesia Life Tabernacle, ubicada en un suburbio de Baton Rouge, en el estado de Luisiana. El religioso ha desafiado las prohibiciones del estado sobre la realización de grandes reuniones y ha sido acusado de seis delitos menores.

Luisiana se ha convertido en uno de los focos del virus, informando un aumento de las muertes a casi 500 y más de 13.000 casos. El gobernador John Bel Edwards dijo el domingo a CNN que el estado podría quedarse sin respiradores artificiales el jueves.

Expertos sanitarios de la Casa Blanca han previsto que entre 100.000 y 240.000 estadounidenses podrían morir por la pandemia, incluso si se siguen las órdenes de quedarse en casa.

El presidente Donald Trump advirtió el sábado que se avecinan días «horribles».

(Información de Susan Heavey y Amanda Becker desde Washington y Daniel Trotta; escrito por Lisa Shumaker; Editado en español por Darío Fernández y Rodrigo Charme)

también puedes leer

Cotización del S&P 500 VIX Futures del 10 de abril: el índice asciende un 1,54%

Buena jornada para el S&P 500 VIX Futures, que terminó la sesión del sábado 10 …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *