Inicio / ACTUALIDAD / Coronavirus en la Argentina: la historia del médico muerto de Chaco y su vínculo con la paciente cero

Coronavirus en la Argentina: la historia del médico muerto de Chaco y su vínculo con la paciente cero

Ayer, a alrededor de las 23:30, murió Francisco Marín, un médico reconocido en Resistencia, Chaco, por COVID-19. Se convirtió en la séptima víctima de la provincia y, hasta ese momento, en la número 38 del país. Hoy por la mañana falleció otro hombre en Tucumán y, por ende, la cifra ascendió a 39.

“Paco” Marín, como se lo conocía en Chaco, era el Director de Salubridad de la Municipalidad de Resistencia. Era especialista en cardiología. En un principio, se había negado a ser internado en una clínica. Cuando fue diagnosticado como positivo por coronavirus, prefirió recuperarse en su casa, pero cuando el cuadro se agravó fue trasladado de urgencia al sanatorio Fermechaco.

Durante seis días, estuvo internado en la clínica privada. Marín, de 60 años, era un paciente de riesgo: tenía diabetes. Por eso, la demora en el tratamiento habría sido un factor trascendental para el deceso.

“Nuestro más sentido pésame y condolencias para la familia y amigos de nuestro compañero Francisco Marín”, lo despidió el sindicato de Trabajadores Municipales de Resistencia. Las condolencias de familiares y amigos de Marín se multiplicaron en las redes sociales.

Según la reconstrucción, Marín había atendido a Ana María Tonzar, también fallecida el 31 de marzo. La mujer de 63 años había estado quince días internada por afecciones respiratorios. En los últimos días, solo respiraba con asistencia mecánica.

La muerte de Marín está también ligada a la paciente cero de Chaco. Tonzar, que fue su paciente, había compartido mates con la médica pediatra jubilada que regresó de un viaje por España sin tomar las medidas de aislamiento pertinentes. La pediatra y su hija -becaria de la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE)- son señaladas como las responsables de esparcir el virus por la provincia.

Hoy Chaco es el tercer distrito con más muertos por la pandemia, detrás de la provincia y la Ciudad de Buenos Aires. En total, tienen 106 casos confirmados. Su ministra de Salud, Paola Benítez, especificó que el 55% de ellos son por contacto estrecho, un 20% por contagio en conglomerado, un 18% por antecedentes de viajes al exterior y hay un 6,5% todavía en estudio.

Las pacientes cero volvieron de España, uno de los países más golpeados por la COVID-19, el 28 de febrero. Ambas se recuperaron y fueron dadas de alta. Pero también fueron imputadas por la denuncia que presentó el fiscal federal Patricio Sabadini ante el Juzgado 1 a cargo de Zunilda Niremperger el 17 de marzo.

El fiscal invocó al artículo 202 del Código Penal, que contempla reclusión de 3 a 15 años a quien propague “una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas”.

Según Sabadini, la condición de profesional de la salud de la madre podría considerarse un agravante ya que se daría por entendido el potencial riesgo que implicaba incumplir las medidas de aislamiento que dispuso el gobierno nacional. Por su parte, la jueza está a la espera de un informe del ministerio de Salud chaqueño que determine cómo se propagó el virus en la provincia.

también puedes leer

México suma 104,242 muertes por coronavirus

Un trabajador de salud con equipo de protección personal toma una muestra de un hombre …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *