Inicio / ACTUALIDAD / Arena, sol… y espacio en las playas de Asia debido al coronavirus

Arena, sol… y espacio en las playas de Asia debido al coronavirus

BALI, Indonesia, 10 abr (Reuters) – Hace sólo unas semanas, algunos visitantes se quejaban de que Kuta Beach, el famoso sitio de arena y surf en Bali, estaba demasiado lleno de gente.

Ahora está desierto, con el acceso prohibido como parte de las medidas para frenar la propagación del nuevo coronavirus, que ha matado a casi 100.000 personas en todo el mundo e infectado a más de 1,5 millones.

La imagen en Bali es similar a la de otros destinos principales del Asia Pacífico, como la playa Bondi de Sydney y Phuket de Tailandia.

«Para detener la propagación de la pandemia de COVID-19, todas las playas en el área de Kuta cerraron al público», dice un cartel en Bali, Indonesia, el país con el mayor número de muertes por coronavirus en Asia después de China, donde surgió el virus.

COVID-19 es la enfermedad causada por el coronavirus, que surgió en China central a fines del año pasado.

El virus ha matado a 306 personas en Indonesia de 3.512 casos, pero las pruebas más limitadas que en los países vecinos implica que se cree que las cifras son más altas.

El largo fin de semana de Pascua normalmente sería un momento ocupado en Bali, pero no este año.

«El negocio ha caído casi un 95 por ciento», dijo el dueño de una tienda de recuerdos, Ruju, quien como muchos indonesios usa solo un nombre. «Tengo que pedir prestado dinero solo para comprar comida».

No todos estuvieron de acuerdo con las restricciones en las playas.

Entre ellos estaba el australiano Daniel Baker, quien dijo que sería mejor hacer cumplir el distanciamiento social de hasta dos metros para evitar la propagación del virus.

«Cuando fui a surfear la semana pasada estaba en el arrecife de Kuta, a un kilómetro de la costa, el surfista más cercano estaba a 200 metros de distancia, así que ¿por qué no puedo hacer eso?» le dijo a Reuters.

«Debería poder nadar o surfear, es importante para la salud mental y el ejercicio mantenerme saludable para combatir el COVID».

En la isla turística tailandesa de Phuket, el coronavirus ha eliminado en gran medida la industria turística con la que el sitio ha sobrevivido. Ahora está en un cierre parcial para frenar la propagación del virus, que ha matado a 33 personas en Tailandia e infectado al menos a 2.473.

(Reporte adicional de Apichai Thonoi en Phuket y James Redmayne en Sídney, Editado en español por Juana Casas)

también puedes leer

Irán enriquecerá uranio al 60%, su nivel más alto de pureza

DUBÁI, Emiratos Árabes Unidos (AP) — Un negociador nuclear iraní anunció el martes que Teherán …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *